Cuando llega la penumbra (Reseña) Jaume Cabré

Colección de relatos fantástica. Te encantará los cuentos y relatos cortos, por esa capacidad de condensar en no demasiadas páginas una trama redonda, con ese pozo que dejan al acabar, que les da mucha más vida de la que aparentan. Son como caramelos, bocados pequeños pero que puedes degustar durante tiempo. En este caso, todos con un nexo común: esos personajes malditos, criminales, situados fuera de los límites de la sociedad, que precisamente por eso aportan una oscuridad a las historias que sorprendentemente las hace brillar.

Estos cuentos llevan el sello de calidad que supone el estar escritos por Jaume Cabré, y es que tienen la intensidad y la libertad narrativa que caracterizan su literatura. Son cuentos que de alguna manera tienen puntos de contacto y están interrelacionados, muy centrados en el arte y las motivaciones más oscuras de las personas.

Cuando llega la penumbra tiene las dos cosas, una temática, un hilo conductor de muchos cuentos, que no es uno, sino varios -la muerte, el crimen, la pintura y el paso de la realidad en el cuadro, etc.- y cuentos huérfanos . Los hay mejores y de más ligeros, de largos y cortos, pero ninguno defrauda. Habiendo leído últimamente un par de cuentistas jóvenes que me habían aburrido soberanamente, he redescubierto el placer por un tipo de escritura que diría mucha gente que pertenece obligatoriamente a la literatura en lengua inglesa.