La perdición (Reseña) Anna Collomore

La perdición (Portada) La perdición (Portada)

Annie Phillips está encantada de dejar atrás su pasado y empezar de cero en la isla de Belvedere en California, como niñera de la maravillosa familia Cohen. Su nueva vida la deslumbra, empieza a sentir algo por el vecino de al lado y todo es mucho mejor de lo que jamás pudo imaginar. Sin embargo, pronto aparecen grietas en el aparentemente perfecto mundo de Annie. La culpan por errores que no recuerda haber cometido. La puerta de su dormitorio no deja de inquietarla. Libby Cohen, a quien antes sentía como una hermana mayor, se ha vuelto fría e implacable. Y de repente, nota que está siendo observada. El miedo da lugar a alucinaciones terroríficas… ¿Estará volviéndose loca? ¿O habrá empezado a formar parte de algún juego siniestro?

Esperaba hallar una historia sencillita y adictiva en La perdición y no ha sido así, su argumento parece sacado de una película de sobremesa, eso no quiere decir que la historia sea mala, pero sí le resta fuerza por su evolución demasiado predecible. Al menos, sí es un libro que se deja leer, pues la narración sencilla de Anna Collomore ha hecho que fuera una lectura bastante fluida pese a los defectos del relato.

La perdición sigue a Annie Phillips, una chica que ve como su mundo se viene abajo y no sabe si se debe a problemas de ella o todo son imaginaciones. Con una premisa tan interesante, si la autora sabía jugar bien sus cartas podíamos estar ante un interesante thriller psicológico pero nada que ver. La trama se desarrolla de manera lenta, poco a poco se pierde el interés por ella, hay incoherencias, constantemente se repiten situaciones y el desenlace aunque cierra la historia, no termina de encajar. Y el aspecto romántico es lamentable, metido con calzador que no aporta nada sino más bien estorba. En pocas palabras, Collomore tenía entre manos buenas ideas pero a la hora de ejecutarlas, considero que no lo ha hecho de forma efectiva y el resultado final es muy mejorable.