36 preguntas para enamorarte de mí (Reseña) - Vicky Grant

Paul y Hildy deciden participar en un experimento que trata de demostrar que, una vez respondidas 36 preguntas, las dos personas participantes terminarán enamoradas. Esto no parece demasiado posible en un principio, pues Paul da respuestas ambiguas y no parece demasiado dispuesto a meterse de lleno en el experimento.

Los dos deciden participar en él pero sus motivaciones son distintas. En el caso de Paul lo hace únicamente por el dinero que le pagarán por participar en él. La situación de Hildy es bien diferente, ya que ella pertenece a una familia acomodada y el dinero no supone una preocupación para ella.



Mientras ellos se van conociendo a través de esas preguntas, también lo haremos nosotros ya que será así cómo ambos nos vayan aportando datos de sus vidas y cómo descubramos porqué se comportan como lo hacen en la actualidad.

Hildy es un personaje que no me ha dicho demasiado. Su mayor debilidad es su hermano menor pero su situación en casa no es la más idónea. Pertenece a una familia acomodada pero los problemas son constantes entre ellos y eso es algo que en ella causa un cierto desasosiego.

Tengo la sensación de que no he llegado a conocerla demasiado y lo cierto es que me ha costado bastante empatizar con ella.  Paul me supuso más o menos lo mismo que Hildy como personaje, si bien es cierto que su personalidad es bastante más arrolladora y al menos a mí consiguió cautivarme un poco más. Me han gustado sus respuestas, ya que es un vacilón pero también descubriremos que es un chico al que le cuesta mucho abrirse y que trata de evadir las respuestas porque hay ciertos temas de los cuales no se siente capaz de hablar.