¿Y si quedamos como amigos? (Reseña) - Eulberg Elizabeth.

Compra de Libros

  • Titulo: ¿Y si quedamos como amigos?
  • Editorial: Alfaguara
  • Idioma: Español
  • Año: 2014

¿Y si quedamos como amigos? es el ejemplar maravilloso para esos momentos en los que estás entristecido o está ocurriendo algo en tu vida, pues es muy sencillo, pero ligero, con una trama que te llega al corazón, y que hace que te desconectes y te sientas en la piel de los personajes. A pesar de ser un libro muy sencillo y que se lee muy rápido, es una historia muy bonita, que nos cuenta la vida de Macallan y Levi.

Ellos se conocen a los 11 años y desde ese momento se vuelven los mejores amigos. Obviamente siempre está el eterno dilema de sí los chicos y las chicas pueden ser solo amigos y Levi y Macallan saben llevar bastante bien ese tema. Su amistad es una cosa muy especial, pues desde que se conocen se dan cuenta de las cosas que tienen en común, y aunque algunas veces pelean, son muy sarcásticos, tienen un humor muy parecido y sus conversaciones pueden ser bastante divertidas.

A lo largo del libro vamos intercalando la perspectiva de Levi y Macallan y vamos avanzando en el tiempo también, pues al inicio tienen 11 años y al final 16. Creo que fue un gran acierto de la autora poner las dos perspectivas de los personajes pues hay situaciones en que si solo las hubiera narrado una persona no habría disfrutado del todo.

Macallan es una chica muy madura para su edad, ha pasado por la cosa más difícil en la vida, perder a su mamá muy joven, cosa que me partió el corazón. Macallan vive con su padre y su tío Adam, y aunque es bastante difícil para ella hablar de su mamá poco a poco lo logra y trata de buscar una estabilidad en su vida.

Levi se me hace el típico chico que busca encajar en algún grupo social, que no tiene problemas, pues sus padres están juntos, viven económicamente bien, y lo único de lo que él tiene que preocuparse es de la escuela y sus amigos; por ello algunas veces Levi se me hizo muy inmaduro, actuaba peor que Macallan y ella ha pasado por cosas peores. Aun así es entendible, pues están en plena adolescencia y todos en algún momento quisimos encajar en algún grupo, pero si hubo momentos en que quise darle un golpe al chico.

A pesar de ello, Levi puede resultar muy dulce y hace que todas esas cosas no tengan importancia, y es que su amistad con Macallan es muy bonita. Con ellos recorremos a lo largo del libro sus problemas familiares, los novios y novias, las amistades, la escuela, y por supuesto la relación de amistad que llevan estos dos.

Las cosas se complicarán bastante por supuesto, cuando entre ellos comience a surgir algo. Ya las cosas no van a ser tan fáciles como lo eran al inicio de su amistad y más que nunca su relación estará recibiendo pruebas; es aquí donde los dos se preguntan si vale la pena perder su amistad por una relación amorosa, sino es mejor quedarse como amigos.

Obviamente ese es el gran misterio del libro, ¿podrán estar en una relación amorosa ahora que comienzan a sentir algo el uno por el otro? ¿será más fácil quedarse como amigos y no tener problemas?

Tienen que descubrirlo por ustedes mismos, es una historia que se lee en poco tiempo, muy fresca, divertida, con algunas partes tristes, pero con una bonita historia y muy creíbles personajes. Me gustó mucho todo el desarrollo de la historia, aunque me hubiera encantado que el final fuera más largo o un epílogo, pero dejando eso de lado seguro acabarán encantados de Levi y Macallan.