Después de ti. (Reseña) - Jojo Moyes

Compra de Libros

  • Titulo: Después de ti
  • Editorial: Suma de Letras
  • Idioma: Español
  • Año: 2016

Dos años posteriormente a el libro titulado “Yo antes de ti”, nos topamos con Louisa quien próximo de viajar por Europa tratando de renovar su vida, acaba laborando en un bar irlandés de un aeropuerto en el que le hacen poner un vestido con el que parece un elfo. Y parece ser que se conforma con la vida que tiene y aún no ha superado la muerte de Will y no sabe qué hacer y no se atreve a dar un paso adelante en su vida. En fin, podríamos decir que vive una vida mísera, que no hace nada por superarlo, que se conforma con la mierda de trabajo que tiene y que encima tiene un jefe odioso. Pero todo eso cambia cuando se presente en su puerta Lily, una adolescente de 16 años bastante problemática y que dice ser alguien muy importante. A partir de aquí, veremos cómo es la vida de Louisa DW (después de Will) y como esta joven que aparece de repente, le cambiará la vida.

En este libro vemos a una Louisa cambiada, pero, aunque esté cambiada, sigue con la misma rutina: conformarse con el trabajo y no vivir una vida que siempre quiso tener pero que no se atreve a vivir. El caso es que esto me ponía algo nerviosa porque tenía la vida con la que soñaba al alcance y no era ni siquiera capaz de pensar en ello. Aunque supongo que también la entiendo, no es fácil olvidarte de una persona a la que has amado. Pero, ¡chica! Han pasado dos años. Bueno, me ha gustado mucho el personaje de Louisa porque a pesar de todo lo que he contado antes, es muy valiente, y siempre lleva las riendas de la situación. Encima me he reído en ocasiones con ella. También hay otros personajes como Lily que he odiado porque encima de que Louisa la ayuda y le proporciona de todo, ella se lo agradece bebiendo y drogándose. Está Sam que me ha encantado y la familia de Louisa que simplemente es odiosa y me cae fatal. Muchas veces no entendía porqué hacían tal cosa y me daban ganas de lanzar el libro contra la pared.

Es verdad que este libro no es comparable a su primera parte, pero tampoco es un mal libro, de hecho, se disfruta igual. Al principio cuesta cogerle el ritmo y te acabas aburriendo de la rutina diaria de Louisa hasta el momento en que aparece Lily, se ponen las cosas más divertidas. Es ahí cuando la trama se vuelve ágil y devoras el libro en un pis pas. Una de las cosas que me ha gustado-nogustado es el hecho de que Will, aún muerto que está, tiene bastante presencia en el libro. Louisa aún no es capaz de tomar decisiones sola, necesita de la ayuda de Will y era siempre; Will, ¿Qué opinas de esto? Will, ¿qué estoy haciendo? Will, estoy con otro hombre, siento que te estoy traicionando. uf, eso me pareció muy cansino porque parecía que en vez de dar un paso hacia delante en la superación de su muerte dábamos tres hacia detrás.Parecía que la chica iba andando en círculos y no hacia delante. Pero, me ha encantado volver a recordar a Will, demasiadas veces para mi gusto. ¿Os dais cuenta de la de veces que he mencionado a Will en este parágrafo? A eso me refiero con lo de cansino.

Es cierto que gusta mucho y que el libro engancha y también que me ha solventado todas las dudas que tenía respecto al futuro de Louisa pero el libro no encierra una gran historia y la trama aunque sea ágil, no me ha hecho emocionarme y tampoco me ha transmitido nada importante. Todo esto se resume a que no me ha hecho sentir como Yo antes de ti. Si no supiéramos que había una primera parte, esta novela se hubiera hecho pasar por un libro de comedia romántica normal y corriente. El final es bastante previsible y que haga falta lo que pasó para que pase lo otro me parece patético, es una de las cosas que más odio en los libros. Los que lo habéis leído sabréis a que me refiero. Bueno, a pesar de todo me ha gustado mucho este libro y se lee rapidísimo en cuanto le coges el ritmo, prácticamente se devora pero no es una gran historia y por lo menos me hubiera gustado que despertara en mí algún que otro sentimiento. Y por lo menos esa espinita ya no está.

En resumen, una buena segunda parte que he disfrutado y que me ha hecho reir. Me ha gustado volver a encontrarme con los personajes del primer libro y también con los nuevos. La trama es rápida aunque, al principio, cueste cogerle el ritmo. Me ha resuelto todas las dudas que tenía del anterior libro pero, a pesar de esto, no es una gran historia y me gustaría que me hubiera transmitido más emociones.