Los asquerosos (Reseña) - Santiago Lorenzo

Manuel acuchilla a un policía antidisturbios que quería pegarle. Huye. Se esconde en una aldea abandonada. Sobrevive de libros Austral, vegetales de los alrededores, una pequeña compra en el Lidl que le envía su tío. Y se da cuenta de que cuanto menos tiene, menos necesita.

Un thriller estático, una versión de Robinson Crusoe ambientada en la España vacía, una redefinición del concepto «austeridad». Una historia que nos hace plantearnos si los únicos sanos son los que saben que esta sociedad está enferma. Santiago Lorenzo ha escrito su novela más rabiosamente política, lírica y hermosa.

Impresionante esta nueva novela de Santiago Lorenzo, ahora entiendo por qué se está hablando tanto de esta novela. Profunda, divertida, salvaje, escrita maravillosamente, me ha hecho pensar mucho y reflexionar sobre qué pasaría si pudiera vivir con menos cosas, con menos necesidades... y sobre lo difícil que parece hoy en día saber estar solo, con uno mismo, sin redes sociales ni otras distracciones. Se va a hablar mucho de este libro, estoy seguro


Read more...

Los asquerosos (Reseña) - Santiago Lorenzo

La historia es sencilla: un joven debe huir de la ciudad porque teme las represalias que puede sufrir su encontronazo con un antidisturbios. La forma en que se plantea la escena y las reflexiones que hace el tío de Manuel, el magnífico narrador de la historia, ya apuntan al tono del libro: humor mezclado con una crítica política y social que a veces es sutil, pero otras veces es directamente sucia. 

No pretende criticar de forma amable. A través de la voz del tío y de los comentarios de Manuel, recibimos un retrato de nuestro país, y de nuestra sociedad, que no es precisamente bonito. La gracia es que cada lector puede quedarse con una parte de la historia, de la crítica, con aquella que le motive más o con la que comulgue de forma más abierta.

Santiago Lorenzo nos plantea la imagen del individuo como náufrago en una sociedad depredadora y absurda, donde nos pasamos la vida acumulando necesidades, huyendo de la ciudad para disfrutar del campo con ordenadores, aparatos electrónicos y todas las posibles comodidades que, en el fondo, nacen de la ciudad.

 

 

Read more...
Subscribe to this RSS feed